domingo, 19 de septiembre de 2010

Impares que encajan.

Son esos pequeños detalles que guardo en cada calcetín sin par, los guardo para cuando me dices que no te quiero.

Por que si lo sabes ¿no? Eres el sol que respiro, la luna que quiero en mi sandwich, esa canción que no puedo dejar de sentir.

Sí, a ti.Te quiero.

Así como cuando me acuerdo que se me olvidan las llaves y regreso para darte un beso, ahí te doy la entrada de mi alma.

O como cuando soñaste imposibles y te regalé tu mejor fantasía ¿Recuerdas? Ese día nos juramos realidad, estar juntos y fantasearnos a distancia.

También recuerdo cuando me dijiste que en la playa se caminaba sin sandalias y te construí tantos castillos que comenzaste a añorar el mar, creo que no hay mejor recuerdo que navegar en ti.

No olvido todas esas veces que me dejaste sin palabras y me robaste el aliento, aún así, siempre me regalabas la posibilidad de respirarte y mover mi cuerpo para hablar contigo.

Sí, somos dos calcetines impares, pero aún así sabemos que el amor jamás será igual.

Algunas veces tendremos que lavar ropa de más pero tú no te preocupes, siempre puedes secarte en mí.

1 comentario:

Gerardo. dijo...

Me encantó. Todo, las metáforas son bonitas, es bello escribir así.

Bonitos calcetines. ♥

Un saludo.